Orgullosos de sus clientes

Por Jordi Caballero. Leo por ahí que el World Pride dejará en Madrid un “retorno” de 300 millones de euros ¿Pero, a dónde van a “retornar” esos millones? Se calcula que la mayor parte de los ingresos sean para la industria del alojamiento y para los que venden alcohol. En 10 días van a llegar más de 2 millones de personas a una sola ciudad y algunos van a sacar buena tajada de ello.

     Por otro lado, la Comunidad Autónoma de Madrid invertirá en el evento entre 2 y 3 millones de dinero público sin pestañear. Pensaréis que estoy escandalizado por esta inversión ¡No! Me parece lógico para un evento que va a congregar a más de 2 millones de personas en el centro de la capital. Y mejor aún me parece que Madrid lance un mensaje al mundo de respeto y libertad de elección con el apoyo de las instituciones. Pero me hace pensar en quién hace ese desembolso y desde qué perspectiva.

     La presidenta de la Comunidad de Madrid es Cristina Cifuentes. Desconozco su orientación sexual, pero conozco perfectamente qué ha hecho y dicho durante tantos años el partido al que pertenece sobre la diferencia sexual. Ya sabéis, manzanas con manzanas… Aunque no hace falta ir tan lejos. Basta con ver qué concepto de género se inculca en buena parte de las escuelas concertadas madrileñas soportadas con dinero de la Comunidad.

     Y me pregunto también, de entre todos los empresarios hoteleros y airbeneberos que están ofreciendo habitaciones a 200 euros la noche, cuántos homofóbos hay. Podéis apostar que más de uno, y de dos ¿Cuántos irán al bar el lunes y volverán a explicar chistes de maricones mientras se toman el carajillo de cada mañana? Pero no pasa nada, porque sus ojos no ven gays, ven clientes. El sistema capitalista no entiende de prejuicios, pero no porque crea en la igualdad, sino porque son un estorbo cuando se trata de generar dinero.

     Está ya muy trillada la crítica a la deriva de la fiesta del Orgullo Gay hacia un macrobotellón y hacia actividades frívolas y banales como las carreras de tacones. También se ha oído muchas veces que ser homosexual es una elección que no tiene por qué ser exhibida con plumas y plataformas. Estoy de acuerdo con todo, pero no estoy hablando de esto ahora. Hablo de cómo enfocamos los asuntos hoy en día: la cadena de pensamiento de nuestra sociedad neoliberal es “World Pride – 2 millones de personas – Mucho dinero” ¿Dónde queda la reivindicación del respeto a todas las opciones sexuales? Y todo eso se refleja en lo que leemos en los medios.

     Escriben en La Razón sobre el mercado de San Antón y sobre el negocio que harán estos días: “Otra de las exquisiteces que se comercializan en este mercado y que sus vendedores esperan que tenga gran éxito son los zumos «detox» y la fruta fresca, ya que el público LGTB, aseguran los tenderos, es muy dado a consumir productos «bio» y saludables”. Zumos detox… no sólo nos enriquecemos a su costa, sino que además los etiquetamos, también sin pestañear.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s